Ventajas de las cortinas de cristal

La terraza de su vivienda suele ser la estancia más cómoda y con mejores vistas de toda la casa. Con las cortinas de cristal la puede tener cerrada sin los molestos perfiles verticales de aluminio que limitan sus vistas. Y se prefiere abrirla, pliegue todas las hojas a un lado y obtenga la apertura total de la misma. Es como un cerramiento “reversible”. Ya no puede decir que no la acristala porque no quiere perder las ventajas de una terraza abierta.

  • Ahora podrá utilizarla todo el año y tenerla protegida de la suciedad, la lluvia, el viento y el ruido exterior.
  • Gane metros cuadrados para su hogar convirtiendo su terraza, porche o balcón en una nueva estancia (una sala de estar, un despacho, una zona de juegos para los niños). Decórela y ponga esos muebles que antes no se atrevía por miedo a que se estropearan.
  • Es el único sistema que le permite la apertura total del cerramiento.
  • Al no tener perfiles verticales no altera la estética de la fachada, respetando la uniformidad de la vivienda.
  • La limpieza de los cristales es muy sencilla y se realiza desde el interior de la terraza.
  • Aumentan el confort de la vivienda al reducir el ruido exterior y las pérdidas de frío/calor de las ventanas y puertas que dan a su terraza.
  • Las cortinas de cristal se pueden adaptar a cualquier forma y tamaño de terraza (balcón, ático, porche, pérgola o negocio).
  • Instalación rápida y sin obras.

 

Distribuidor autorizado

Descripción del sistema


El cerramiento deslizante y abatible sin perfiles verticales de aluminio, popularmente conocido como “cortina de cristal”, es el producto más moderno e innovador que existe en la actualidad para acristalar las terrazas.

Está formado por dos carriles horizontales de aluminio, que se atornillan al techo y al suelo o barandilla de la terraza. Las hojas de cristal templado de seguridad de 10 mm. se cuelgan del carril superior mediante unos rodamientos especiales que permiten plegar todos los vidrios a un extremo u otro del cerramiento, consiguiendo la máxima apertura del mismo.

Las hojas incorporan unas juntas de plástico entre cristales y unos burletes entre perfiles que impiden la entrada de aire y agua.

El cerramiento tiene doble cierre interior: un pomo que acciona el resbalón superior y un pestillo inferior de seguridad. La apertura puede ser interior o exterior, recogiendo las hojas a la derecha, izquierda o ambos lados. Se puede incorporar una cerradura de acero inoxidable para poder acceder a la terraza desde el exterior.

Hay gran variedad de acabados para los perfiles: lacados (RAL), anodizados (inox, plata, bronce y oro) e imitación madera.

Los cristales templados de seguridad, siempre de 10 mm., pueden ser transparentes, translúcidos (satinados al ácido), tintados (parsol gris/bronce) y con control solar.

Características técnicas de los cerramientos deslizantes y abatibles de cristal

Compensación de la altura del vidrio en la guía superior mediante perfil expansor con regulación de hasta 25 mm.

Carril guía superior con sistema de desplazamiento horizontal mediante doble rodamiento de fácil deslizamiento y ruedas de poliamida reforzada con fibra de carbono.

Carril guía inferior con guiado horizontal. Puede ser superpuesto o embutido, para evitar el escalón del perfil.

Sistema de condensación mediante un canal interior inclinado en la guía inferior para la recogida de agua y evacuación hacia el exterior.

Vidrios templados de seguridad de 10 mm. sin marcos laterales.

Fijación de los vidrios a los perfiles horizontales de aluminio mediante
tornillos, aumentando la seguridad y permitiendo su posible sustitución.

Burlete de cepillo doble con alma de PVC en la parte superior e inferior de las hojas y juntas de estanqueidad verticales entre vidrios para evitar la entrada de aire y agua.

Posibilidad de abrir los cristales hacia el interior o hacia el exterior, permitiendo que se puedan limpiar por ambas caras desde dentro de la terraza.

El sistema permite geometrías complejas en el plano horizontal sobre cualquier ángulo entre 90º y 270º.

Sistema de apertura intermedia de la primera hoja que permite una ventilación controlada con un ángulo de apertura de 7,5º.

Sistema de doble cierre mediante resbalón superior y cerrojo inferior, con posibilidad de incorporar una cerradura para el acceso desde el exterior.

Fijación de seguridad de los cristales cuando están abiertos mediante cinta con tensor.

Garantía, certificados y homologaciones


Las cortinas de cristal instaladas por PLEGALIA tienen una garantía de 5 años. Le ofrecemos la posibilidad de firmar un contrato de mantenimiento de por vida, mediante el cual realizaremos una revisión anual de su cerramiento, comprobando el perfecto funcionamiento del mismo.

Todos los materiales utilizados en la elaboración de nuestros cerramientos cumplen la normativa europea (marcado CE) y han sido sometidos a rigurosos controles de calidad y a los ensayos correspondientes.

  • Ensayo de permeabilidad al aire según norma UNE-EN 1026:2000. Clase 1.
  • Ensayo de resistencia a la carga del viento según norma UNE-EN 12211:2000. 1.100 Pa.
  • Ensayo de durabilidad según norma UNE-EN 1191:2000. Clase 2 (10.000 ciclos).
  • Coeficiente de transmisión térmica de los perfiles según norma UNE-EN ISO 10077-2:2012. Carril superior: 6,0 W/m2 K. Carril inferior superpuesto: 6,2 W/m2 K. Carril inferior embutido: 4,3 W/m2 K.
  • Coeficiente de transmisión térmica del cerramiento según norma UNE-EN ISO 10077-1:2010 con vidrio de 10 mm: 5,5 W/m2 K.
  • Perfiles de aluminio fabricados mediante extrusión con aleación 6060/6063, según normas UNE-EN 573-3 y UNE-EN 755-2.
  • Soportes de rodamiento de fabricados con aleación zamak 5, según norma UNE-EN 1774:1998.
  • Lacado de los perfiles de aluminio según especificaciones de calidad QUALICOAT.
  • Anodizado de los perfiles de aluminio según especificaciones de calidad QUALANOD.
  • Vidrios de 10 mm. de silicato sodocálcico de seguridad templados térmicamente según norma UNE-EN 12150-2:2004. Dichos vidrios han sido sometidos a los siguientes ensayos:
    • Ensayo pendular de resistencia al impacto (UNE-EN 12600:2003).
    • Ensayo de resistencia a la flexión (UNE-EN 1288-3:2000).
    • Ensayo de durabilidad térmica (UNE-EN 12150-1:2000, apartado 9.3).
    • Ensayo de fragmentación (UNE-N 12150-1:2000, apartado 8).